Ojos sinceros
de luz y esperanza,
en tu mirada.

Haiku dedicado a mi mentora y profesora-tutora de las prácticas Doña María Ángeles Sánchez.