¡Patrón, protégenos!
En las vías de la vida.
¡Oh, San Rafael!